Puede Fallar

domingo, agosto 29, 2010

Volver


.
¿Cómo se vuelve?

No me refiero a la vuelta desde un sitio geográfico. En mis años mozos fui aventurera e intrépida (o solamente tenía más ganas) y era capaz de volver desde cualquier lugar del Gran Buenos Aires hasta la Ciudad, sola, en transportes públicos de pasajeros varios, a cualquier hora.

Ahora vivo en un punto estratégico, que permite a mi bolsillo científico pagar un taxi que me devuelva a casa, partiendo desde casi todo punto en la Reina del Plata. Y abandoné definitivamente mis excursiones al conurbano, excepto en aquellos casos en que algún amigo esté por ahí con auto y me pegue un aventón hasta este lado de la Gral. Paz.

La experiencia me deja tranquila, sin embargo, y sé que si quisiera -si tuviera la real necesidad- volvería desde casi cualquier lugar.

Te tomo un tren, colectivos, lo que sea. Por algo siempre llevo una guía en la cartera (incluso cuando uso carteritas de salir, pequeñitas, siempre hay lugar para ella).

El tema es cómo se vuelve, digamos, desde un lugar espiritual a otro. Cómo se retoma un camino que creímos trunco para siempre, que nos vimos forzados a cancelar. La experiencia, en estos casos, es la peor consejera porque sólo sabe opinar sobre lo que ya ha visto.

Y si vamos a volver, queremos otra cosa. Sabemos que si recorremos la calle de la misma manera terminaremos en el mismo lugar. A nivel geográfico es bárbaro, a nivel anímico -o permítaseme amoroso- cuando sufrimos el desastre, utilizamos lo vivido para construir otra cosa, y la experiencia sólo sirve para indicarnos qué es lo que no hay que (volver a) hacer.

Así que ahí andamos: volviendo a algún lugar conocido, por un camino que (intentaremos) sea absolutamente nuevo.
.
.

Etiquetas: , ,

6 Comentarios:

  • No me digas que volviste a lo mismo????? a la misma persona????? Si sigues de testaruda a querer ir por el mismo camino te estas perdiendo de las veredas, autopistas, de todo. Te deseo lo mejor pero mira que eres baturraaaaa. Saludos desde el pais del aguila sobre el nopal.

    By Anonymous Anónimo, at martes, 31 de agosto de 2010, 15:59:00 ART  

  • No sé qué será 'baturra'... en fin. Querido Nacho (no sé por qué te escondiste en el anonimato), la vida te da señales, vos decías. Estoy tratando de seguir un par de ellas. Deseame suerte.

    Abrazos,

    By Blogger Apollonia, at jueves, 2 de septiembre de 2010, 13:07:00 ART  

  • La noche que la conocí yo jugaba de local es uno de esos andurriales conurbanenses que Ud. recorría..era Bernal, era la Univ. de Quilmes, eran las veredas que nos llevaban a tod@s a una casa talvez demasiado transitada como para ser salubre para sus ocupantes! Pasó mucha agua bajo el puente..o muchos trenes sobre el paso bajonivel..No me acuerdo como habrá vuelto Ud. a la ciudad esa noche, pero un modo que yo he elegido es esas ocaciones es esperar que aclare para volver con las luces del alba..
    cata
    cata

    By Anonymous Anónimo, at sábado, 4 de septiembre de 2010, 20:24:00 ART  

  • El sábado había escrito algo pero blogger andaba medio mal y se perdió en el aire, algo así decía:

    Sigo viajando al conurbano y en los medios de transporte públicos, quizá ya no regerso tan tarde, pero a pesar de los años que pasaron siguen siendo mi medio de movilidad.

    Suelo regresar, o revisitar lugares, siempre trato de ir por caminos diferentes, se posibilitan más futuros, al menos eso creo.

    By Blogger cr, at lunes, 6 de septiembre de 2010, 12:36:00 ART  

  • Permítame que le marque un error de concepto en la comparación. Uno puede volver al mismo valor de "x" e "y", pero eso es producto de mirar la situación desde arriba. Se pueden retomar ciertos aspectos pero al volver no somos los mismos que al ir. El camino del que usted habla es una espiral, pero por mirarlo desde arriba se lo confunde con un círculo.

    By Blogger Elcho, at martes, 28 de septiembre de 2010, 16:31:00 ART  

  • No se como se hace pero vuelvo (ciberneticamente hablando). Aunque ya no sea moneda corriente
    Besos Sole

    By Anonymous MANÚ, at sábado, 2 de octubre de 2010, 11:15:00 ART  

  • Dejar un comentario