Puede Fallar

martes, febrero 28, 2006

20 vertical, 4 letras: sentimiento de cariño, afecto, pasión. Escríbalo en verde

Yo - Y bueno, es un trabajo en la facultad, sobre un tema muy interesante, aprendiendo mucho. Haría con eso la tesis de licenciatura en biología y podría seguir con química. ¡Y encima la idea es que me paguen! Mucho mejor que mi trabajo actual.

Ariel - Qué bueno, te felicito. ¿Estás contenta?

Yo - No. Los demás están contentos. El tema es el siguiente: vos tenés el azul, el rojo, el naranja... todos. Y tenés todo. Te podrían faltar algunos y también estarías bien si y sólo si tenés, ponele, el verde. Si tenés la paleta de colores y no al verde lo demás no tiene valor. Lo domina todo. Y a mí ahora me falta el verde de la forma más dolorosa posible.

Ariel - Claro. Te caga el conjunto. Es como que no te salga la palabra del centro de un crucigrama. Es imposible no ver el espacio en blanco, tenés todo lo demás pero no sirve. Para colmo la mirás y tiene pocas letras, entonces pensás que debe ser fácil...

0 Comentarios:

viernes, febrero 24, 2006

Luciano

Lu - ¡No sabés! ¡Me crucé a X el otro día por el centro!

Yo - ¿Ah sí? ¿Y cómo estaba?

Lu - ¡Uhhh! Una cara gigante... gigante, unas cejas horribles, la piel fea...

Yo - Pará, pará ¡ni que fuera un monstruo!

Lu - Hacete una idea: ¿viste ese programa de Mtv en el que te hacen la cara de un famoso?

Yo - Sí.

Lu - Bueno, si X participara, diría 'Por favor, ¿me podrían hacer la cara de un Homo Sapiens?

0 Comentarios:

Para los días de lluvia

Mi actual selección del más puro rock nacional:

- Gabo Ferro, Canciones que un hombre no debería cantar
- Esteban R. Esteban, Toco madera
- Mundialmente, Planalto
- Grand Prix, Hogar y Lejos
- Sebastián Rubín, Componé ladrón
- Babasónicos, Miami
- Lisandro Aristimuño, Ese asunto de la ventana
- Dime Miami, El lado oscuro de París
- Sebastián Kramer, La futura mirada del ex-tenista

0 Comentarios:

La inmensa sabiduría de Míguez

"No se supera, se deja pasar el tiempo. De acá a unas semanas probablemente vayas andando en bicicleta y cantando y pienses 'Dios, qué libre soy'. Pero no. Al rato vas a volver a caer. Y la gente -aún la que te quiere- no lo va a entender y te va a decir que la cortes, que te dejes de hinchar.

Como te dije, no se supera. Uno simplemente inspira, expira. Camina, duerme, trabaja. Y de a poco te vas acostumbrando a vivir con eso."

0 Comentarios:

lunes, febrero 20, 2006

El horror, el horror

0 Comentarios:

viernes, febrero 17, 2006

Trivia

Se dice que la esposa de Alfred Nobel cometía adulterio con un matemático.

Y que entonces nunca existió el Premio Nobel para esa disciplina.

Alfred, al final, era un jodido.

0 Comentarios:

jueves, febrero 16, 2006

Circunstancias

Íbamos caminando por algún lugar de Avellaneda, cruzando una estación de servicio. Yo contaba sobre uno de mis tangos favoritos, que expresa con justicia muchas de las cosas que pienso. Claro que en ese momento el mundo era joven y fuerte y hacía rato no lo escuchaba.

Sin embargo (se) lo canté:

Estás desorientao y no sabés
qué trole hay que tomar para seguir.
Y en ese desencuentro con la fe
querés cruzar el mar y no podés.
La araña que salvaste te picó ¿qué vas a hacer?
y el hombre que ayudaste te hizo mal ¡dale que va!
Y todo el carnaval, gritando, pisoteó
la mano fraternal que Dios te dio.

¡Qué desencuentro! ¡Si hasta Dios está lejano!
Sangrás por dentro, todo es cuento, todo es vil...
En un corso a contramano un grupi trampeó a Jesús...
No te fíes ni de tu hermano... se te cuelgan de la cruz...

Quisiste con ternura, y el amor
te devoró de atrás hasta el riñón.
Se rieron de tu abrazo y ahí nomás
te hundieron, con rencor, todo el arpón.
Amargo desencuentro,
porque ves que es al revés...
Creiste en la honradez y en la moral...
¡qué estupidez!
Por eso en tu total fracaso de vivir,
ni el tiro del final te va a salir.

Ahora no pasa un día en que no lo cante. Creo que ya hasta lo canto bien. Iba a remarcar con negritas algunas partes que me duelen especialmente, pero mejor no.

(Es Desencuentro, letra de Cátulo Castillo y música de Aníbal Troilo).

0 Comentarios:

domingo, febrero 12, 2006

Risa conmigo (post auspiciado por El Pocho)

Hermano - ¿Querés un chicle?

Yo - ¿Chicle? ¡Chicle no!

H - ¡Ehhh! ¿Qué pasa con el chicle?

Yo - Ahora* no puedo, para mascar un chicle tengo que poner mucho de mí.

H - Claro. Es como una empresa muy grande.

Yo - Exacto.

H - ¿Y si te ofrecía un caramelo?

Yo - Chiquitito sí. Grande o masticable no.


*En estos tiempos que (me) corren, digamos.

0 Comentarios:

viernes, febrero 10, 2006

Narda




No se por qué, pero me calienta, mucho, Narda Lepes.

0 Comentarios:

sábado, febrero 04, 2006

Jorges

Del primero, Jorgito, estuve enamorada durante toda la secundaria. Al egresar, ya decidida, lo cité en una plaza y le expuse mis sentimientos. Él respondió con una frase que iba a ser, más tarde, una constante en mi vida: 'Te quiero, pero como amiga.'

Contemporáneo al primero está el segundo Jorge, de nombre completo Jorge Luis Borges. Después de leerlo nada fue igual para mí; cambié mi carrera de escritora a química, cambié la regla con la que medía a los autores, me convencí que nadie, jamás, podría hacerlo mejor que él -y aún lo pienso -.

En mis primeras vacaciones con amigas, a los dieciocho, aparece el tercer Jorge. Este muchacho intentó engañarme diciendo que se llamaba Diego, y como la historia continuó en Buenos Aires terminó confesándome su verdadero nombre, que, según me dijo, no le gustaba.

El cuarto Jorge no es cualquier Jorge, es Míguez. Tal vez sea una de las personas que más amo sobre la tierra. Nos conocimos trabajando juntos, en 1997. Nos encontramos y nos desencontramos y nos quisimos en los momentos equivocados. Tras lo que parecía el reencuentro final (2005) otra vez miedos y él echándome de su vida, aseguró, definitivamente. Yo no le creo, no quiero creerle, porque lo quiero tanto.

El quinto Jorge es uno menor. El primer compañero de facultad con el que trabé relación en 1998 y del que quedé un poco prendada. En esta categoría entran también mi tutor de carrera de biología, y un vil investigador del sitio donde trabajo que me hace la vida imposible cada vez que puede.

El sexto es el que me obliga a escribir este manifiesto. Hizo su entrada triunfal a finales de 2005, y no nos hubiéramos encontrado de no ser por esto del blog. Me llevó a conocer el cielo, pero a la gente como yo se le permite saborear la gloria sólo por un instante, y se nos quita luego, en un juego cínico en el que comprobamos lo que nunca vamos a poder conservar. Así que seguidamente me llevó al más profundo de los infiernos y dejó esto que soy ahora: una carcasa vacía que es capaz de experimentar una sola cosa, dolor. Un dolor nuevo, un dolor como nunca antes.

Lo que queda de mí es sustancialmente distinto a lo que era, y no sé si son vacaciones o si es un cambio permanente.

De algo, sí, estoy segura. No quiero más Jorges en mi vida.

Etiquetas: , , , , ,

1 Comentarios:

jueves, febrero 02, 2006

Desgracia

Ud. va por la vida creyendo que ya está, que peor no le puede ir... ¡Pero atención! Ya lo dijo Borges: el espacio es infinito con lo que uno puede seguir cayendo indefinidamente.

Y entonces Ud. cae, cae, cae... y las cosas empeoran, empeoran, empeoran. Y no hay remanso de paz, ni tregua posible.

Es así. Se lo digo yo, que estoy en menos veinte mil, y con posibilidad de tormentas eléctricas.

0 Comentarios: